Opciones para conseguir una depilación definitiva

Parece que se acerca el verano y ya estas cansada de rasurarte las piernas, ¡vaya que te entendemos!, y es que es un poco injusto tener que ver estrellas para ser bella, pero tranquila, en este día traemos para ti un post ideal para que le digas adiós de una vez por todas a tu rasuradora, a la cera caliente y a tu querida especialista en depilación con hilo del centro estético.

Hoy te hablaremos un poco de lo que es la depilación con láser y la fotodepilación, y sabemos lo que estás pensando “¿me estás diciendo que son dos cosas distintas?”, así es, la depilación con láser y la fotodepilación son dos tratamientos depilatorios muy distintos; sin embargo, tienen en común el ser tratamientos de eliminación definitiva del vello corporal.

Sabemos que suena bastante prometedor eliminar el vello de nuestro cuerpo de manera definitiva; no obstante, debes tener en cuenta que este tipo de tratamientos no se completan en un abrir y cerrar de ojos, sino que requieren de varias sesiones para poder eliminar por completo todos los vellos del área a depilar, sesiones que requieren descansos entre una y otra.

La duración de cada una de las sesiones depende del área a depilar, de la fortaleza del vello de la persona y de la resistencia que tenga la piel del cliente. Un aproximado de tiempo para las zonas más pequeñas es de unos 15 a 20 minutos, y para zonas más extensas como las piernas se requiere de 30 a 40 minutos por sesión.

Depilación con láser y fotodepilación

Aquí te contaremos algunos detalles y beneficios de la depilación con láser y de la fotodepilación, para que puedas ilustrarte un poco más sobre el tema y elijas el tratamiento que consideres más favorable para ti, así que sin más rodeos ¡vamos allá!:

  • Depilación con láser: Este tipo de depilación se vale de la utilización de la energía lumínica de un láser monocromático, capaz de penetrar los folículos pilosos y eliminar el vello de la piel de manera precisa desde la raíz. Este tipo de depilación es más rápida y requiere de menos sesiones que la fotodepilación.
  • Fotodepilación: A diferencia del método anterior, la fotodepilación utiliza un mecanismo de luz pulsada, cuya longitud de la onda lumínica es inferior a la del láser, por lo que se necesita de un mayor número de sesiones para poder eliminar el vello en su totalidad.

Debes saber que si eres una chica de piel sensible, la fotodepilación puede ser tu opción ideal, ya que este tratamiento se adapta mejor a los distintos tipos de piel y vellosidad, sin correr el riesgo de afectar la calidad de tu piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *